Geografía
Relieve de Argentina Las principales características orográficas de Argentina son la existencia de montañas en las regiones del oeste y llanuras en el este. La frontera oeste de Argentina está formada por una gran parte de la Cordillera de los Andes. Al norte se encuentran los picos más altos de la cordillera y del continente americano. Allí se encuentra el cerro Aconcagua, en la Provincia de Mendoza, que con 6.959 metros de altura es el punto más alto de todo América. El tramo patagónico de la Cordillera de los Andes, por el contrario, cuenta con cumbres mucho más bajas que las del norte. Paralelamente a los Andes, en el Norte Argentino se extienden las Sierras Subandinas, una serie de sierras escalonadas que conforman valles y algunos de los paisajes más preciosos de la Argentina. Al sur de estas, se encuentran las Sierras Pampeanas, dispersas entre llanuras fértiles. La meseta patagónica es un conjunto de altiplanos y llanuras elevadas y áridas, ubicados entre la Cordillera de los Andes al oeste y el Océano Atlántico al este, donde la costa consiste en altísimos acantilados frente al Mar Argentino. En este sitio existe otro récord: la depresión del suelo más profunda de todo América: la Laguna del Carbón a 105 metros bajo el nivel del mar. En la Mesopotamia oriental, sobre las estribaciones del macizo de Brasilia, el relieve se presenta como sierras bajas en la provincia de Misiones. Hacia el sur, en las provincias de Corrientes y Entre Ríos, se transforman en cuchillas o lomadas de origen sedimentario más bajas aún, constituyendo una topografía ondulante. La gran llanura Chacopampeana es una planicie con pocas ondulaciones, subtropical al norte (Gran Chaco) y templada al sur (Llanura pampeana). Drenada en gran parte por el río Paraná, su pendiente es suave, de dirección noroeste - sudeste y prácticamente imperceptible, por lo que los ríos que la surcan son sinuosos, presentando además esteros y pantanos en el Chaco y gran cantidad de lagunas en la Pampa. La monotonía del paisaje sólo se quiebra con la presencia de algunos sistemas serranos. Geología de Argentina El territorio continental argentino está incluido en cuatro grandes regiones geológicas: el macizo patagónico, que ocupa el sur del país, es un basamento proveniente de los tiempos precámbricos; el sistema de los Andes, al oeste originado por el plegamiento andino; y el Escudo o Macizo de Brasilia (cuyo borde sudoeste atraviesa el oeste de la Mesopotamia - Misiones, Corrientes y Entre Ríos -) basamento surgido en los tiempos precámbricos; formando éstos tres (junto con el escudo de las Guyanas) el basamento estable del subcontinente sudamericano, entre los cuáles se formó por la acumulación de sedimentos marinos y volcánicos provenientes de las otras tres regiones, la llanura Chaco-Pampeana. Montañas de Argentina Las características generales de la topografía de la Argentina son la presencia de montañas en el oeste y de llanos en el este, configurando una planimetría que disminuye en altitud de oeste a este. El extremo claro oeste está conformado por la Cordillera Principal del sistema andino, dónde se encuentran las más grandes alturas del continente, entre ellas, el cerro Aconcagua (6.959 msnm) en Mendoza, el monte Pissis (6.882 msnm) en La Rioja, el nevado Ojos del Salado (6.864 msnm), en Catamarca, el cerro Bonete Chico (6.850 msnm) en La Rioja, el cerro Tupungato (6.800 msnm) en Mendoza, el cerro Mercedario (6.770 msnm) en San Juan, entre otros. El tramo patagónico de los Andes, que nace en Neuquén, es notoriamente más bajo que el sector norte: el volcán Lanín (3.776 msnm) en Neuquén, el monte Tronador (3.478 msnm) en Río Negro y el monte Fitz Roy o Chaltén (3.405 msnm) en Santa Cruz, son sus mayores alturas. Inmediatamente al este de la cadena principal se encuentran una serie de cordilleras o sierras que, teniendo orígenes distintos o idénticos a la cordillera de los Andes en sí misma, forman con ésta parte del sistema andino. Un primer grupo de éstas, son aquellas cordilleras que corren paralelas a la Cordillera Principal en su parte más elevada: Sierra de la Punilla (cerro Silvo, 4.486 msnm) en San Juan, Sierra del Tontal (cerro Pircas 4.366 msnm) en San Juan, Sierra de Uspallata (cerro Pelado 3.452 msnm) en Mendoza, Cordón del Plata (cerro Blanco 5.490 msnm) en Mendoza, a los que se puede agregar la Cordillera del Viento (volcán Domuyo 4.709 msnm) en el norte de Neuquén. Las Sierras Subandinas, en el norte, son una serie de sierras escalonadas que conforman valles muy poblados; en estas sierras se encuentran el Nevado de Cachi (6.380 msnm), el Nevado de Chañi (6.200 msnm), el Nevado de Palermo (6.172 msnm) y el Nevado Queva (6.130 msnm), todos en Salta y Jujuy. Más espaciadas, al sur de las sierras subandinas y al este de las paralelas a la Cordillera Principal, se encuentras varias sierras y cordilleras separadas por llanuras. Ellas son la Sierra del Aconquija (Cerro del Bolsón 5.550 msnm, en Tucumán) en Catamarca y Tucumán, la Sierra de Fiambalá (cerro Morado, 4.920 msnm) en Catamarca, la Sierra de Ambato (4.407 msnm) en Catamarca, la Sierra de Famatina (cerro General Belgrano, 6.201 msnm) en La Rioja, la Sierra de Velasco (cerro El Mela, 4.257 msnm) en La Rioja, la Sierra de Valle Fértil (cerro Tres Mojones, 2.537 msnm) en San Juan, la Sierra Pie de Palo (mogote Corralitos, 3.162 msnm) en San Juan, las Sierras de Córdoba (cerro Champaquí, 2.790 msnm) en Córdoba, la Sierra de San Luis (cerro Agua Hedionda, 2.150 msnm) en San Luis y la Sierra del Nevado (cerro Nevado, 3.810 msnm) en Mendoza. Esta altiplanicie está salpicada por esporádicas sierras bajas y pequeñas y cerros aislados (cerro Anecón Grande, 2.010 msnm en Río Negro, cerro Calfuquir, 1.885 m en Chubut, cerro Cojudo Blanco, 1.335 msnm en Santa Cruz). En la Mesopotamia oriental, sobre las estribaciones del escudo de Brasilia, el relieve se presenta como sierras bajas en la provincia de Misiones (Sierra de Misiones o del Imán, 975 msnm), que hacia el sur, en las provincias de Corrientes y Entre Ríos, se transforman en cuchillas o lomadas de origen sedimentario más bajas aun, que constituyen una topografía ondulante (Piedra, 138 msnm en Corrientes). La monotonía del paisaje sólo se quiebra con la presencia de algunos sistemas serranos: el Sistema de Tandilia (Cerro La Juanita, 524 msnm), el Sistema de Ventania (cerro Tres Picos, 1.238 msnm) en Buenos Aires, la Sierra de Lihuel Calel (500 msnm) y la Sierra de Choique Mahuida (cerro Ojo de Agua, 297 msnm) en La Pampa. Costas e islas as costas argentinas, sobre el mar Argentino, parte del océano Atlántico, es regular y presenta escasas bahías. Se divide en dos secciones, la pampeana o bonaerense que se extiende entre el estuario del Plata y el río Negro, donde comienza una franja de transición con la segunda sección, la patagónica, la cual se extiende entre la bahía de San Antonio, en Río Negro, hasta el canal del Beagle, en Tierra del Fuego. La costa pampeana es baja, regular y presenta amplias playas, con dunas. La franja de transición, en la cual se va lentamente alzando el acantilado a medida que la costa se acerca a la meseta patagónica, se encuentra entre la desembocadura del río Negro y la bahía de San Antonio, y presenta características como la caleta de los Loros, el promontorio Belén (93 m), y la misma bahía de San Antonio. En Tierra del Fuego; y el cabo San Diego, separado de la isla de los Estados por el peligroso estrecho de Le Maire, al sur de la isla de Tierra del Fuego se encuentra el canal de Beagle al cual asoman los Andes Fueguinos y que presenta algunos fiordos como el de Lapataia. Entre las islas principales, más allá de las ya mencionadas, sobresalen el archipiélago de las Malvinas, ocupadas por el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, conformadas por las islas Soledad y Gran Malvina, éstas separadas por el estrecho de San Carlos; más las islas Sebaldes, Borbón, Bouigainville, San José, Beauchêne y cientos de islas e islotes más. Estas islas presentan costas altamente irregulares con innumerables bahías. Hidrografía Los ríos argentinos se clasifican en 3 cuencas o vertientes: los de la vertiente del Atlántico, los de la vertiente del Pacífico y, por último, los pertenecientes a las diversas cuencas endorreicas del interior del país. La vertiente del Atlántico es la más extensa y está compuesta por la Cuenca del Plata, el Sistema Patagónico y una serie de ríos menores en la provincia de Buenos Aires. La Cuenca del Plata es la más importante, culmina en el estuario del Río de la Plata y es desaguada por los ríos Paraná (el más caudaloso y extenso del país), Uruguay y los diversos afluentes de estos, destacándose el Paraguay, el Pilcomayo, el Bermejo, el Salado y el Iguazú. El sistema patagónico está formado por ríos alóctonos, alimentados por los deshielos de los Andes. Se destacan por su caudal el río Colorado, el Negro, el Chubut y el Santa Cruz. La vertiente del Pacifico es la de menor extensión. Integrada por ríos cortos, alimentados por los deshielos y lluvias de los Andes Patagónicos como el Manso en Rio Negro y el Futaleufú en Chubut. En el centro y oeste del territorio hay varias cuencas endorreicas, compuestas por ríos de caudal variable que se pierden en el suelo por evaporación o infiltración o desaguan en lagunas interiores o salinas. Sobresalen la cuenca del Desaguadero, que agrupa a los ríos cuyanos, y la de la laguna de Mar Chiquita, donde desembocan los ríos Dulce, Primero y Segundo. Las cuencas lacustres argentinas se encuentran mayoritariamente en la Patagonia, como consecuencia de la acción glaciaria que las formó. Se destacan los lagos Nahuel Huapi, Viedma y Argentino. En la llanura chaco-pampeana hay gran cantidad de lagunas de agua dulce y salada, y en el litoral zonas pantanosas como los esteros del Iberá. La laguna argentina más extensa es Mar Chiquita, en la provincia de Córdoba. Los recursos hídricos del país también incluyen los extensos campos glaciarios de los Andes, como el Perito Moreno y las aguas subterráneas de acuíferos, como el Puelche y el Guaraní. El aprovechamiento hidroeléctrico de los ríos ha propiciado la formación de varios embalses, como el de Yacyretá en el Paraná, el de Salto Grande en el Uruguay y el de El Chocón en el Limay. Dada la variedad de climas y latitudes del país, en Argentina hay ríos muy diferentes: en la zona nordeste son caudalosos, largos y navegables; al norte y oeste, son de escaso caudal; en el sur hay ríos de gran caudal cerca de los Andes, pero más pobres a medida que atraviesan la árida Patagonia. Cuencas endorréicas Hay tres sistemas principales: El sistema del río Desaguadero, que sirve para el avenamiento de los valles de los Andes centrales y otras sierras de San Juan, Mendoza y el noroeste de La Rioja, siendo afluentes de este río (que recibe a su vez distintos nombres en sus varios tramos), el río Jáchal, el río San Juan, el río Mendoza, el Tunuyán, el río Diamante y el río Atuel. Antes de que se construyeran presas y embalses en estos ríos para producir energía hidroeléctrica y como fuente de regadío en esta árida región, el río Desaguadero afluía en un importante sistema lacunar que fue casi totalmente desecado en el siglo XX: las Lagunas de Guanacache. El río aportaba agua a la laguna del Bebedero (ahora transformada en las salinas del Bebedero) y luego formaba, junto al río Atuel, los bañados del Atuel. Continuaba más allá de la laguna Urre Lauquen, comunicándose a través del río Curacó con el río Colorado, alcanzado sus aguas así el mar Argentino. El sistema de la gran laguna salada de Mar Chiquita, en la provincia de Córdoba, recibe las aguas del río Dulce (cuyas aguas bajan de las cumbres Calchaquíes y atraviesan Santiago del Estero), del río Primero o Suquía y del río Segundo o Xanaes (340 km), que sirven de desagüe del noreste de las sierras de Córdoba. La laguna Mar Chiquita, de aguas saladas, se comunica, de manera subterránea (al parecer formando parte del Acuífero Guaraní), con las aguas atlánticas, a más de 900 km de distancia. El sistema del río Quinto, que nace en la sierra de San Luis y se pierde en una serie de esteros y pantanos en el sur de la provincia de Córdoba, donde las aguas se comunican, de manera subterránea, con las fuentes del río Salado (Buenos Aires), aunque en períodos húmedos el río Quinto, tras un sinuoso y prolongado recorrido, alcanza superficialmente al río Salado bonaerense, motivo por el cual el río Quinto llega a ser afluente de la cuenca del Plata. Cuencas arréicas, que carecen de cursos de agua o en las que es muy difícil determinar la divisoria de agua debido a su lento escurrimiento. Las más conocidas son las de la zonas semiáridas de las provincias del Chaco y La Pampa, así como también las mesetas patagónicas del origen basáltico y la Puna en el Noroeste). Cuencas exorreicas Cuenca Patagónica Está formada por una serie de ríos sin grandes afluentes, más o menos paralelos entre sí, que descienden desde los Andes y van a parar al Atlántico, desde el río Colorado hasta el río Grande de Tierra del Fuego. Son ríos alóctonos, que no reciben ningún afluente en su curso medio e inferior y su caudal proviene de sus fuentes. Por la acción dominante de las mareas del Atlántico no logran formar estuario en su desembocadura, sino rías. Todos los ríos patagónicos tienen dos periodos de crecida dos veces al año: una en invierno, por efecto de las lluvias; y otra, en primavera, por el deshielo de las nieves. En otoño es cuando experimentan su periodo de mínimo caudal. Cuenca Andina Está formada por los ríos que nacen en la cordillera que, salvo excepciones, se pierden en lagos, lagunas o esteros. El más importante es el río Dulce o Salí, que en su curso alto nace como río Tala, luego se llama río Hondo al internarse en Santiago del Estero, y muere con el nombre de río Saladillo, al norte de la provincia de Córdoba, en las lagunas saladas de Porongos. Le siguen en importancia el río Colorado del Norte, que riega las tierras de Catamarca y La Rioja, y el río Bermejo o Vinchina, que desaparece en tierras de San Juan. En esta cuenca andina únicamente dos ríos de importancia llegan al Atlántico: el río Grande de Jujuy y el río Salado del Norte. La parte del Pacífico esta formada por los ríos de la pendiente del Pacífico, que son muy pocos, aunque muy caudalosos, y se circunscriben a ríos de los Andes patagónicos, siendo los más importantes el Hua Hum, Manso, Futaleufú, Mayel, y Fagnano, este último en Tierra del Fuego. Lagos de Argentina En Argentina hay gran número de lagos y lagunas, que se localizan en dos grandes zonas: lagos montañosos de los Andes y las lagunas y pantanos de las llanuras. Los principales lagos de Argentina son: Nombre Provincia Superficie (km²) Notas Lago Argentino Provincia de Santa Cruz 1.415 km² - Lago Viedma Provincia de Santa Cruz 1.088 km² - Lago Buenos Aires Provincia de Santa Cruz 881 km² Compartido con Chile (sup. total 2.240 km²). Lago Colhué Huapi Provincia de Chubut 803 km² - Lago Nahuel Huapi Provincia de río Negro-Neuquén 550 km² - Lago Fagnano Provincia de Tierra del Fuego 545 km² Compartido con Chile (sup. total 593 km²) Lago San Martín Provincia de Santa Cruz 521 km² Compartido con Chile (sup. total 1.013 km²) Lago Cardiel Provincia de Santa Cruz 458 km² - Lago Musters Pprovincia de Chubut 434 km² - Lago Strobel Provincia de Santa Cruz 120 km² - Lago Pueyrredón Provincia de Santa Cruz 98 km² Compartido con Chile (271 km²) Lago Huechulaufquen Provincia de Neuquén 84 km² - Lago Fontana Provincia de Chubut 79 km² - Lago Traful Provincia de Neuquén 70 km² - Ciudades argentinas de mayor altitud sobre el nivel del mar [editar] Vista a los Andes, desde la localidad de Barreal, provincia de San Juan Ciudad msnm San Antonio de los Cobres ( Salta) 3.774 Abra Pampa (Jujuy) 3.484 La Quiaca (Jujuy) 3.442 Humahuaca (Jujuy) 2.939 Tilcara (Jujuy) 2.461 Cachi ( Salta) 2.280 Santa María ( Catamarca) 2.050 Amaichá del Valle ( Tucumán) 2.000 Tafí del Valle ( Tucumán) 1.976 Uspallata ( Mendoza) 1.900 Cafayate ( Salta) 1.660 Barreal ( San Juan) 1.650 Alto Comedero ( Jujuy) 1.639

Destinos en Argentina: Aguas Verdes | Alta Gracia | Alumine | Animana | Antofagasta de la Sierra | Ayacucho | Bahía Blanca | Cacheuta | Cachi | Cafayate | Capilla del Monte | Capilla del Señor | Carhué | Cariló | Chascomús | Cholila | Cipolletti | Ciudad Autonoma de Buenos Aires | Claromecó | Colon | Córdoba | Cosquín | El Bolsón | El Calafate | El Chaltén | El Maiten | Epuyen | Esquel | Esquina | Esteros del Iberá | Federacion | Fiambala | Formosa | Gaiman | Gualeguaychú | Humahuaca | Iruya | Itati | Junin de los Andes | La Cumbre | La Cumbrecita | La Falda | La Plata | La Quiaca | La Rioja | Las Grutas | Las Toninas | Los Antiguos | Lujan | Malargue | Mar de Ajo | Mar de las Pampas | Mar del Plata | Mar del Tuyu | Mendoza | Mina Clavero | Miramar | Necochea | Neuquen | Nono | Ostende | Paraná | Pinamar | Posadas | Puerto Iguazu | Puerto Madryn | Puerto Pirámides | Puerto San Julian | Purmamarca | Resistencia | Rio Grande | Rosario | Rosario de la Frontera | Salta | San Antonio de Areco | San Antonio de Padua de la Concordia | San Bernardo | San Carlos de Bariloche | San Clemente del Tuyú | San Isidro de Lules | San José de Balcarce | San Juan | San Luis | San Miguel de Tucumán | San Miguel del Monte | San Pedro | San Rafael | San Salvador de Jujuy | Santa Fe | Santa Rosa de Calamuchita | Santa Teresita | Sierra de la Ventana | Tafi del Valle | Tandil | Termas de Reyes | Termas de Río Hondo | Tigre | Tilcara | Trelew | Trenque Lauquen | Trevelin | Ushuaia | Viedma | Villa Carlos Paz | Villa Cura Brochero | Villa de Merlo | Villa General Belgrano | Villa Gesell | Villa La Angostura | Villa Maria | Villa Mercedes | Villa Pehuenia | Villa Traful |

Temas y Lugares de Interés: Hotelería en Bariloche | Hotelería en Buenos Aires | Hotelería en Mendoza | Hotelería en Puerto Iguazú | Tango |